domingo, 3 de diciembre de 2017

AUTODETERMINACIÓN Y DERECHO A DECIDIR: REFLEXIONES DESDE EL DERECHO INTERNACIONAL


AUTODETERMINACIÓN Y DERECHO A DECIDIR: REFLEXIONES DESDE EL DERECHO INTERNACIONAL La declaración institucional del Parlamento de Cataluña del 23 de enero de 2013 da por supuesto el derecho del pueblo de Cataluña a “decidir”, pues lo que se aprueba es “iniciar el proceso para hacerlo efectivo”; el fundamento del derecho sería que, “por razones de legitimidad democrática”, dicho pueblo tiene “carácter de sujeto político y jurídico soberano”. Dado el papel que la declaración otorga al “diálogo con la comunidad internacional” (punto cuarto) y al europeísmo (punto sexto) puede resultar interesante analizar el derecho a decidir desde la perspectiva del derecho internacional contemporáneo. Empecemos diciendo que no existe tal cosa como un “derecho a decidir” en derecho internacional. Se trata de una expresión desconocida y, en consecuencia, sin contenido jurídico. Lo que sí existe es el derecho a la autodeterminación de los pueblos, que es lo que supongo que el derecho a decidir quiere soslayar sutilmente. Se ha dicho hasta la saciedad, en distintas opiniones publicadas, que el derecho a la autodeterminación de los pueblos solo alcanza a los “pueblos y países sujetos a dominación colonial” [Resolución de la Asamblea General de la ONU 1514 (XV) de 1960], pero se olvida que la autodeterminación también se ha formulado como un pre-derecho humano de carácter colectivo [artículo 1 común a los Pactos de derechos humanos de 1966] y como un derecho de “todos los pueblos” [Resolución AG 2625 (XXV) de 1970]. Entonces, ¿tiene “Cataluña” derecho a la autodeterminación (o a decidir)? Sí, si aceptamos que es un “pueblo”. Aquí cobra importancia la afirmación que se hace en la Declaración del Parlament sobre el carácter de “sujeto político y jurídico” del pueblo catalán. Dejo de lado el polisémico término “soberano”, que ni pone ni quita nada a la categoría de sujeto. Desde mi punto de vista, parece innegable que “Cataluña” o “el pueblo catalán” puede considerarse un sujeto político titular del derecho a la autodeterminación; una caracterización que no tendrían la comarca y población del “Baix Llobregat” o la ciudad de “Barcelona” y sus habitantes, por poner dos ejemplos (aunque quizás sí el valle de Arán y los araneses). Cataluña tiene un territorio bien definido históricamente, con una población que se autoidentifica como catalana, gracias en parte a una lengua propia, aunque también comparte esta identidad buena parte de las personas que han llegado a este territorio en distintos momentos del siglo XX y para los que el catalán no es lengua materna. Si existe un “pueblo catalán”, tiene derecho a la autodeterminación. Sin embargo, ese pueblo no está “separado” físicamente del pueblo español, ni puede decirse que la población española no pueda caracterizarse también como “pueblo” en el sentido del derecho internacional y que, en consecuencia, goce también del derecho a la autodeterminación. Además, la mayor parte de la población que habita en el territorio de Cataluña comparte un sentimiento de pertenencia simultáneo a España y a Cataluña. La autodeterminación catalana no es ajena a la española y así se configura ese derecho en el marco internacional. En efecto, establecido el derecho a la autodeterminación: ¿a qué da derecho? En el contexto colonial, sin duda a la independencia, aunque no es la única alternativa de que disponen los pueblos y países coloniales. Cabe también la libre asociación, la integración a un estado preexistente “o cualquier otra forma libremente decidida por el pueblo” [Resolución 2625 (XXV)]. Pero Cataluña no es un pueblo sometido a dominación colonial, racista o extranjera y en este contexto la libertad de determinar su “condición política” tiene como límite el principio de “integridad territorial del estado”. Máxime al tratarse de un estado democrático o, en terminología de la 2625 (XXV), dotado de “un gobierno que represente a la totalidad del pueblo perteneciente al territorio, sin distinción por motivos de raza, credo o color”. Como señaló la Comisión africana de derechos humanos y de los pueblos, la autodeterminación “puede articularse a través de las siguiente fórmulas: independencia, autogobierno, gobierno local, federalismo, confederalismo, unitarismo o cualquier otra forma de relación conforme a las aspiraciones del pueblo, pero reconociendo los otros principios establecidos, como la soberanía e integridad territorial” (caso Katanga). Es decir, la independencia solo constituye una forma legal de ejercicio del derecho a la autodeterminación si se ejecuta sin romper el principio de integridad territorial de los estados, lo cual a su vez solo es posible en el contexto colonial (donde no hay integridad territorial a salvaguardar) o en caso de acuerdo entre las partes. Cataluña tiene derecho a la autodeterminación, pero no tiene derecho a la secesiónconforme al Derecho internacional. Puede “decidir”, pero sin romper la integridad del estado, salvo que sea mediante acuerdo. Que es lo que decía también el Tribunal Supremo del Canadá (1998) y la subsiguiente “Clarity Act” (2000): la decisión “democrática” del Québec sería el inicio de un proceso de reforma constitucional –pactado- que podría llevar a la secesión. ¿Y si el acuerdo es imposible? Una declaración unilateral de independencia (por vía parlamentaria o popular), si bien vulneraría el ordenamiento jurídico español y no vendría amparada por el Derecho internacional, tampoco sería contraria a éste (caso Kosovo). Cosa distinta es que tuviera algún tipo de efecto útil. Solo si a esa declaración le sigue una situación de hecho en que pueda constatarse la presencia efectiva de los elementos del estado, en particular el ejercicio de la soberanía, podría entenderse que existe un estado realmente independiente; y solo en esa circunstancia tiene algún viso de probabilidad que la comunidad internacional procediera, aún en contra de la voluntad del Reino de España, a un reconocimiento generalizado del nuevo estado soberano. Artículo publicado en eldiario.es el 4/2/2013.

50 medidas para luchar contra la despoblación rural en España

50 medidas para luchar contra la despoblación rural en España La Comisión de Entidades Locales del Senado ha aprobado recientemente el informe elaborado por la ponencia de estudio para la adopción de medidas en relación con la despoblación rural en España, el mayor problema que sufre el mundo rural en nuestro país, que será debatido de nuevo en el pleno de este mes para, posteriormente, que sea el Gobierno de España el que adopte las primeras medidas de actuación. Con las 50 medidas planteadas, se pretende «configurar una política de Estado encaminada a asentar núcleos poblacionales estables que aseguren el porvenir social y económico de los medios rurales afectados por la despoblación». Por la Cámara Alta han pasado expertos, responsables institucionales, organizaciones empresariales, asociaciones vecinales y otros agentes del sector rural, que han compartido su conocimiento y experiencias sobre un problema que afecta de manera especial a 15 de las comunidades autónomas españolas. Así, las 50 medidas promueven: 1.- El asentamiento y desarrollo poblacional mediante el apoyo a la natalidad con medidas específicas de conciliación familiar, laboral y social. 2.- Una política activa que garantice la permanencia de las mujeres jóvenes como eje vertebrador y de desarrollo demográfico en el medio rural. 3.- Hacer posible que el reparto de fondos de la Administración del Estado y de la UE no tengan como único parámetro la población. 4.- Que los fondos europeos, Feder, Feader y Fondos de Cohesión actúen coordinadamente y se apliquen con la metodología Leader. 5.- La habilitación y acceso a los fondos europeos, particularmente las ayudas regionales del Plan 2014-2020 de la UE. 6.- Que todas las administraciones públicas implicadas en el fenómeno del mundo rural actúen coordinadamente y con participación ciudadana, lo que supondrá el cumplimiento al Reglamento Feder. 7.- Que los municipios tengan entidad propia y necesaria para actuar como interlocutores de peso en Bruselas, de cara a solicitar ayudas a los Fondos Estructurales y del Fondo de Cohesión. 8.- Fomento de una política rural desprendida de las dependencias política y financiera de la Política Agraria Comunitaria (PAC), tal como se sugiere en el Libro Verde sobre la cohesión territorial de la UE de 2008. 9.- Adopción de medidas que impliquen discriminación legal positiva para generar empleo y actividad económica en el medio rural. 10.- Impulso del concepto de “comarca funcional”, mediante el fomento de la “centralidad comarcal”. 11.- Medidas para que mediante la “centralidad comarcal” se afronte la construcción y el mantenimiento de determinados servicios de forma comunitaria entre varios municipios. 12.- Adopción de medidas específicas para que los propios habitantes del medio rural puedan mantener y afrontar los problemas que se plantean en los territorios despoblados. 13.- Estudiar la conveniencia de, si bajo las nuevas formas de gobernanza territorial, tienen cabida o no las actuales diputaciones provinciales. 14.- Fomentar programas de desarrollo rural autonómicos gestionados por las CC. AA. con participación de los núcleos rurales afectados por el fenómeno de la despoblación. 15.- Adopción de medidas fiscales, sociales y financieras con perfil específico para los núcleos rurales con despoblación, con el fin de apoyar a las personas, emprendedores y empresas que se quieran asentar de forma permanente en esos medios rurales. 16.- Entre las medidas fiscales, habría que afrontar la conveniencia de configurar desgravaciones en el IRPF, en un tipo más reducido del IVA, y en un tipo más reducido en el impuesto de transmisiones patrimoniales para apoyar a los habitantes, empresas y profesionales asentados en esos territorios rurales. 17.- Estudiar la conveniencia de modificar el sistema y los tipos tributarios recogidos en la vigente Ley de Haciendas Locales para apoyar a las personas, profesionales y empresas que se asienten en los núcleos rurales y para atender el distinto coste de prestar los servicios locales en función de la población. 18.- Estudiar la conveniencia de desgravar los tipos impositivos vigentes para la adquisición de viviendas en los medios rurales, con el fin de que los habitantes de esas zonas puedan arreglar sus viviendas, así como para aquellos que las adquieran como residencia habitual. 19.- Las medidas sociales de carácter especial para los territorios afectados por el fenómeno de la despoblación irían encaminadas básicamente a reducir las cotizaciones en la Seguridad Social para las empresas y trabajadores que se instalen en esos núcleos rurales. 20.- Las medidas financieras susceptibles de ser estudiadas y, en su caso, adoptadas, irían en un doble sentido: por un lado, a lograr incentivos para que las grandes empresas deslocalicen y asienten sus centros de trabajo en el medio rural y, por otra parte, a créditos y préstamos especiales con reducidos costos de reembolso para apoyar a emprendedores en el medio rural. 21.- También, entre las medidas financieras, hay que señalar la conveniencia de que se produzca una mayor financiación por parte del Estado y las CC. AA. destinado a políticas de desarrollo rural. 22.- Favorecer el autoempleo, mediante la adopción de medidas dirigidas específicamente a emprendedores, con préstamos, avales y asesoramiento técnico. 23.- Fomento de la creación y mejora de las infraestructuras que sirvan para un soporte más adecuado en el transporte y las comunicaciones entre territorios. 24.- Creación de un sistema transversal y vertebrado de comunicaciones dentro de los territorios rurales. Otra de las medidas planteadas es fomentar programas de desarrollo rural autonómicos gestionados por las CC. AA. con participación de los núcleos rurales afectados por el fenómeno de la despoblación. 25.- Mejorar y fomentar las nuevas tecnologías de la información en los centros rurales, como medio de “fijar” población, con pleno acceso a Internet y completa cobertura de la telefónica móvil. 26.- Medidas de ejecución para mejorar los sistemas de redes y aguas potables; y de redes y teléfonos móviles. 27.- Sostenimiento de los servicios públicos básicos como medio de “fijar” la población. Estos servicios básicos son, entre otros, centros sanitarios, colegios, centros de recreo y ocio y deportes. 28.- Apoyo a la creación de los multiservicios, con el fin de que existan en cada municipio productos de primera necesidad, de fácil adquisición, sin necesidad de desplazarse a otros municipios. 29.- Impulso del turismo rural en sus vertientes etnológica, de rutas, paisajística, monumental, idiomática y deportiva, con el fin de promocionar y dinamizar el sector de la hostelería y de casas rurales. 30.- Agilización de los trámites administrativos y burocráticos en materia de concesiones, licencias y autorizaciones, con el fin de remover obstáculos que dificulten el inicio y despegue de la actividad profesional y empresarial en los medios rurales. 31.- Apoyar el emprendimiento ganadero, agrario, forestal, medioambiental, agroalimentario y de hostelería en las zonas rurales. 32.- Adopción de medidas que vayan destinadas al fomento, explotación y extracción, en su caso, de elementos energéticos sitos en las zonas rurales. 33.- Apoyo y fomento de la formación práctica destinada al servicio del desarrollo social y territorial de los centros rurales. El apoyo de esta formación debe ir dirigida a los técnicos, cooperativas agrarias y de trabajo asociado y al personal de las entidades asociativas territoriales. 34.- Fomento y modernización de las infraestructuras de regadío. 35.- Invertir y dotar de personal en centros sanitarios, educativos y asistenciales para que los habitantes del medio rural tengan las mismas oportunidades que los habitantes del medio urbano. 36.- Medidas para la protección del medioambiente, con rehabilitación de los espacios naturales como generadores de recursos. 37.- Apoyo para revitalizar la vida cultural, tradiciones y costumbres que conforman ancestralmente el patrimonio histórico-cultural de las zonas rurales. 38.- Configurar un plan para recuperar los oficios tradicionales como medio de “fijar” población y atraer turismo. 39.- Medidas que incentiven que los funcionarios y el personal laboral al servicio de las administraciones fijen su residencia en el entorno en el que realizan sus trabajos. 40.- Adopción de políticas que apuesten por la creación de empresas en las cabeceras de comarcas para que actúen como eje centralizador del territorio. 41.- Favorecer, mediante incentivos, a las personas que quieran trasladar su lugar de residencia permanente de la ciudad al medio rural con el consiguiente seguimiento del proceso de adaptación. 42.- Potenciación de las industrias agroalimentarias y las actividades agropecuarias tradicionales como medio para asentar población en los medios rurales. 43.- Diseño de un plan de escuelas infantiles de primer ciclo y de educación infantil. 44.- Diseño de un plan para crear una red de servicios destinados a mayores y personas discapacitadas. 45.- Fomento y mejora del transporte escolar. 46.- Configuración de una política específica dirigida a la igualdad de género en las áreas rurales. 47.- Promoción de los sectores emergentes de la economía rural, tales como los servicios de la vida diaria (cuidado de niños, proximidad, dependencia, etc.). 48.- (Local). Adopción de medidas para que la cultura celtibérica sea declarada y reconocida como Patrimonio de la Humanidad. 49.- (Local). Creación en Teruel de un Instituto de Investigación de Desarrollo Rural «Serranía Celtibérica». 50.- (Local). Considerar como sistema territorial integrado la «Serranía Celtibérica». Fuente: Senado, REDR, Mercados de Medioambiente

domingo, 7 de septiembre de 2014

<  Unión de la Izquierda Socialista de Aragón / Iniciativa Socialista de Izquierda. Nuestro proyecto político se basa en una realidad social que debemos comprender y entender y que solo con la unión y el coraje de los socialistas, los sectores republicanos y la ciudadanía progresistas podremos hacerle frente, se esta creando un orden económico Mundial nuevo, una fosa para los trabajadores, los autónomos, los jóvenes , los jubilados, los ciudadanos en general, basado en el desmantelamiento del Estado de derecho y su transformación total en el libre mercado. Nuestro Objetivo: Queremos conformar un espacio político que sea capaz de agrupar a todas las familias, tradiciones y culturas de la izquierda que buscan referente político estatal y que no están integradas, ni se sienten representadas, ni por el PSOE ni por IU. Realidad social y económica: Nos encontramos en plena recesión económica, con casi 6 millones de desempleados, un máximo histórico; pues se trata del número más elevado de la historia (24,5% de la población activa), doblando actualmente la media Europea y triplicando, en paro juvenil (46%), la media Europea. Un millón setecientas mil familias tienen a todos sus miembros en paro y la economía sumergida en España representa casi una cuarta parte de su PIB anual: 240.000 millones de euros. La cantidad de trabajadores españoles engrosando las cifras de la economía sumergida está creciendo rápidamente, en cifras son más 4 millones de personas las que trabajan de una forma ilegal y precaria en este país. El fraude fiscal español alcanza los 70.000 millones de euros (7% del PIB español), sin olvidar la evasión de capitales, que en España supera los 100.000 millones de euros. Las salidas de capital se aceleran, hasta sumar 220.000 millones de euros en el primer semestre del año. El Estado español ha inyectado 110.000 millones de euros a la banca en 4 años. Mientras los “cinco grandes” de la Gran Banca Española (Santander, BBVA, Caja Madrid, La Caixa y Popular) ganaron más de 10.000 millones de euros el año pasado; alcanzando el beneficio neto del conjunto del sistema financiero español (más de 170 entidades) la cifra de 212.000 millones de euros. No es extraño que entre los beneficios netos y ayudas que recibe la banca, España es el segundo país de Europa con más 'nuevos ricos'. El número de ricos en España aumentó el año pasado en un 12,5% respecto al año anterior, lo que supone 16.000 nuevos ricos. Este incremento dobla al de Alemania y supera al de Italia y Francia. Decálogo de Propuestas y Medidas para salir de la crisis, lograr la igualdad social y mejorar los derechos ciudadanos y democráticos: 1.- Frente a la socialización de las pérdidas, promovida por los gobiernos al servicio de los banqueros, los especuladores y los estafadores para luego volver a privatizar los beneficios, exigimos la expropiación de la banca y la creación de una banca pública bajo control social. Reforma fiscal: progresividad, persecución del fraude, de la economía sumergida y de los privilegios fiscales: Exigimos en fin del Concordato y el pago por parte de la Iglesia Católica del IBI, IVA y de todos los impuestos de los que está eximida. 2.- Frente al cambio climático y a la crisis energética, reapropiación pública del sector energético. Abandono progresivo de las energías no renovables y la transición hacia otro modo de producir, distribuir y consumir basado fundamentalmente en la energía solar. Por el establecimiento del compromiso de la UE para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 % para 2020 con respecto a los niveles de 1990 y la renuncia a la energía nuclear. 3.- Salario mínimo de 1.200 euros y derecho a un ingreso social equivalente para todas las personas en paro. Ninguna pensión mínima debajo del SMI. Prohibición de los despidos en las empresas con beneficios y exigencia del pago por los empresarios –con su patrimonio personal y familiar- de las deudas contraídas en los sectores en crisis. Reconversión de la industria militar y de sectores como el automóvil y la construcción, con garantía de empleo y sin disminución de salarios. Frente a la Directiva Europea de prolongación del tiempo de trabajo, reducción de la semana laboral a 35 horas y reparto equitativo de los cuidados. supresión de las etts y creación de un servicio público de empleo. jubilación a los 60 años. 4.- Derogación de todas las contrarreformas laborales y restitución de todos los derechos conquistados en las luchas sociales. Frente al racismo institucional con el que las administraciones públicas criminalizan a la población trabajadora inmigrante, derogación de la directiva europea de “retorno”, cierre de los CIEs, derogación de la Ley de Extranjería. Ningún ser humano es ilegal. derechos iguales para todas y todos. 5.- Contra el fraude inmobiliario y las hipotecas basura, la vivienda es un derecho, no un negocio. expropiación de las viviendas vacías y creación de un parque público para alquiler social, no superior al 30 % del salario. Ningún desahucio por impago de hipotecas de los hogares afectados por el fraude inmobiliario y el paro; invalidando o dejando sin efecto los procedimientos judiciales contra las personas por esta causa. 6.- Por unos servicios de propiedad y de gestión 100 % públicos, condición necesaria para su calidad social. paralización de los procesos de privatización de bienes y servicios públicos y retorno al sector público, bajo control social, de los ya privatizados. Derogación de la ley 15/97. No al plan Bolonia. Por el derecho de los pueblos a la soberanía alimentaria. Fuera la agricultura y la alimentación de la OMC. No a los transgénicos. Por un trato digno a los animales: no a la tortura. Por una política cultural que garantice que los medios de comunicación públicos estén al servicio de la ciudadanía. 7.- Por el reconocimiento del derecho de las mujeres a decidir libremente mediante la despenalización total del aborto a cargo de la red sanitaria pública. Contra la homofobia, el respeto a todas las opciones sexuales. Por la total libertad e igualdad de género e identidades, en favor de la lucha contra cualquier discriminación. 8.- Por la disolución de la OTAN; en favor de la exigencia de la retirada de las tropas de la UE y de la OTAN de Afganistán y Líbano; por el reconocimiento del derecho del pueblo palestino a vivir en paz y en su tierra. Estamos a favor de la restitución total de la soberanía de los pueblos de España y de su estado. Los tratados internacionales, se deben basar en la libertad y no en la imposición. 9.- Por la socialización de la riqueza, de los bienes comunes y la planificación democrática de la economía: reapropiación de los sectores estratégicos de la economía; Inmediata aplicación y desarrollo de los artículos comprendidos entre el 128 y el 131 de nuestra constitución, que posibilitan intervenir en empresas, sectores y recursos al objeto de poner la economía al servicio de la ciudadanía. Control y democratización de los canales de distribución y comercialización del sector privado y de la economía; así como lucha contra la profesionalización de la política y la corrupción y a favor de otra democracia republicana y participativa. 10.- Por la derogación del tratado de Maastricht y del pacto de estabilidad y crecimiento. no al Tratado de Lisboa, que diseña una Europa al servicio de las empresas transnacionales y los banqueros. Poner en marcha en nuestro Estado, mecanismos que graven, dificulten o impidan la imposición de fondos en paraísos fiscales. Fin de las SICAV y decidido apoyo a la economía social y las empresas familiares. Sin olvidar el control democrático de la justicia, la elección democrática de los jueces y fin de la endogamia de los altos cuerpos del Estado. Si eres socialista tu sitio esta entre nosotros, mándanos un correo a udelaizquierdasocialistadearag@gmail.com porque creemos que la organización es hoy fundamental y mas necesaria que nunca. . http://uisaisiaragon.blogspot.com.es/

El tiempo de la Gran Transformación y de la Corrupción General

El tiempo de la Gran Transformación y de la Corrupción General Normalmente las sociedades se asientan sobre el siguiente trípode: la economía, que garantiza la base material de la vida humana para que sea buena y decente; la política, por la cual se distribuye el poder y se organizan las instituciones que hacen funcionar la convivencia social; y la ética, que establece los valores y normas que rigen los comportamientos humanos para que haya justicia y paz y para que se resuelvan los conflictos sin recurrir a la violencia. Generalmente la ética viene acompañada de un comportamiento de honestidad de nuestros representantes politico, exigencias siempre presentes en la agenda humana. Estas instancias se entrelazan en una sociedad funcional, pero siempre en este orden: la economía obedece a la política y la política se somete a la ética. Pero a partir de la revolución industrial en el siglo XIX, más exactamente a partir de 1834 en Inglaterra, la economía empezó a despegarse de la política y a soterrar a la ética. Surgió una economía de mercado de forma que todo el sistema económico fuese dirigido y controlado solamente por el mercado libre de cualquier control o de un límite ético. La marca registrada de este mercado no es la cooperación sino la competición, que va más allá de la economía e impregna todas las relaciones humanas. Pero ahora se creó, al decir Karl Polanyi, «un nuevo credo totalmente materialista que creía que todos los problemas podrían resolverse con una cantidad ilimitada de bienes materiales» (La Gran Transformación, Campus 2000, p. 58). Este credo es asumido todavía hoy con fervor religioso por la mayoría de los economistas del sistema imperante y, en general, por las políticas públicas. A partir de ese momento, la economía iba a funcionar como el único eje articulador de todas las instancias sociales. Todo iba a pasar por la economía, concretamente, por el PIB. Quien estudió en detalle este proceso fue el filósofo e historiador de la economía antes mencionado, Karl Polanyi (1866-1964), de ascendencia húngara y judía y más tarde convertido al cristianismo de vertiente calvinista. Nacido en Viena, desarrolló su actividad en Inglaterra y después, bajo la presión macarthista, entre Toronto en Canadá y la Universidad de Columbia en Estados Unidos. El demostró que «en vez de estar la economía embutida en las relaciones sociales, son las relaciones sociales las que están embutidas en el sistema económico» (p. 77). Entonces ocurrió lo que él llama La Gran Transformación: de una economía de mercado se pasó a una sociedad de mercado. Como consecuencia nació un nuevo sistema social, nunca habido antes, donde no existe la sociedad, solo los individuos compitiendo entre sí, cosa que Reagan y Thatcher van a repetir hasta la saciedad. Todo cambió, pues todo, realmente todo, se vuelve mercancía. Cualquier bien será llevado al mercado para ser negociado con vistas al lucro individual: productos naturales, manufacturados, cosas sagradas ligadas directamente a la vida como el agua potable, las semillas, los suelos, los órganos humanos. Polanyi no deja de anotar que todo esto es «contrario a la sustancia humana y natural de las sociedades». Pero fue lo que triunfó, especialmente en la posguerra. El mercado es «un elemento útil, pero subordinado a una comunidad democrática» dice Polanyi. El pensador está en la base de la «democracia económica». Aquí cabe recordar las palabras proféticas de Karl Marx en La miseria de la filosofía, 1847: «Llegó, en fin, un tiempo en que todo lo que los hombres habían considerado inalienable se volvió objeto de cambio, de tráfico y podía venderse. El tiempo en que las propias cosas que hasta entonces eran co-participadas pero jamás cambiadas; dadas, pero jamás vendidas; adquiridas pero jamás compradas –virtud, amor, opinión, ciencia, conciencia etc.– en que todo pasó al comercio. El tiempo de la corrupción general, de la venalidad universal, o para hablar en términos de economía política, el tiempo en que cualquier cosa, moral o física, una vez vuelta valor venal es llevada al mercado para recibir un precio, en su más justo valor». Los efectos socioambientales desastrosos de esa mercantilización de todo, los estamos sintiendo hoy por el caos ecológico de la Tierra. Tenemos que repensar el lugar de la economía en el conjunto de la vida humana, especialmente frente a los límites de la Tierra. El individualismo más feroz, la acumulación obsesiva e ilimitada debilita aquellos valores sin los cuales ninguna sociedad puede considerarse humana: la cooperación, el cuidado de unos a otros, el amor y la veneración por la Madre Tierra y la escucha de la conciencia que nos incita para bien de todos. Cuando una sociedad como la nuestra, entorpecida por culpa de su craso materialismo, se vuelve incapaz de sentir al otro como otro, solamente como eventual productor y consumidor, está cavando su propio abismo. Lo que dijo Chomsky hace días en Grecia (22/12/2013) vale como llamada de alerta: «quienes lideran la corrida hacia el precipicio son las sociedades más ricas y poderosas, con incomparables ventajas como Estados Unidos y Canadá. Esta es la loca racionalidad de la ‘democracia capitalista’ realmente existente.” Ahora cabe aplicar el There is no Alternative (TINA): No hay alternativa: o mudamos o pereceremos porque nuestros bienes materiales no nos salvarán. Es el precio letal por haber entregado nuestro destino la dictadura de la economía transformada en un “dios salvador” de todos los problemas.

martes, 29 de julio de 2014

PROGRAMA DE LA UNIÓN DE LA IZQUIERDA SOCIALISTA DE ARAGON ( UISA )

 Querido amigos os presento el programa político del partido UISA espero que os guste y si lo veis conveniente podéis aportar para su debate vuestras opiniones, como sabéis UISA esta federado a nivel del Estado Español con el partido INICIATIVA SOCIALISTA de IZQUIERDAS compartiendo un mismo proyecto común . PROGRAMA DEL PARTIDO LA UNIÓN DE LA IZQUIERDA SOCIALISTA DE ARAGÓN ( UISA) A continuación vamos a transcribir el programa de UISA datado en 1.991, con excepción de algunas modificaciones por considerarlas coyunturales hemos creído que no eran convenientes que aparecieran en el actual texto. La política es siempre cambiante, y no queremos convertir ningún escrito en dogma, sencillamente este programa lo vemos como un punto de partida a la hora de comenzar a construir una Nueva alternativa socialista, el cual tiene que ser dinámico y abierto a las necesidades actuales de la realidad social de hoy en día, para ello vamos a hacer en un futuro próximo Asambleas de militantes y simpatizantes para acabar de perfilar nuestra línea política y nuestro programa. __________________________________________________________________ La Unión de la Izquierda Socialista de Aragón ( UISA) es un partido Político de ideología socialista y aragonesista comprometida con el proyecto del socialismo democrático, Fundado el 28 de Febrero de 1991 y sus fines son: la defensa de los derechos de los trabajadores y de la ciudadanía en general de Aragón en una perspectiva de izquierda en el marco democrático de la Constitución de 1978. La UISA aspira a continuar la historia del socialismo aragonés, español y europeo, a conquistar la plena autonomía y el autogobierno de Aragón en un marco federal, al servicio de los trabajadores y ciudadanos y en solidaridad e igualdad con todos los pueblos de España, basados en la afirmación de los derechos humanos y en la firme oposición a cualquier forma de explotación. _____________________________________________________________________ 1. El Partido UISA es esencialmente un partido de trabajadores y trabajadoras, tanto de aquellos que ejercen un trabajo preferentemente manual como de aquellos que lo ejercen preferentemente intelectual. Sus militantes luchan por la superación del capitalismo y la instauración de la democracia socialista. La UISA asume las reivindicaciones de la clase trabajadora y fomentará el progreso de la misma. 2. UISA tiene como objetivo fundamental la consecución de una sociedad sin clases, en la que no exista la explotación del ser humano por el ser humano, lo que en ciencias políticas se conoce como comunismo. Se integra, pues, en una concepción marxista de la evolución histórica, sin prejuicio de que tengan cabida dentro de él las personas que, a través de un sistema propio de pensamiento humanista, lleguen a la necesidad de una sociedad no escindida en clases. 3. UISA entiende que, por su propia esencia, el socialismo tiene que asumir a sus clásicos e integrarlos en el proceso dialéctico de la crítica teórica y práctica, de tal manera que ser socialista signifique evitar cualquier dogmatismo, tanto en la doctrina como en la estrategia. 4. UISA entiende que el socialismo supone una teoría global que expresa, en términos filosóficos metodológicos y científicos, una concepción de la realidad, que debe ajustarse a las características de cada comunidad histórica, cultural y política, de acuerdo con las peculiaridades de la estructura económica y social de la comunidad de la que se trate. 5. UISA cree que no es admisible, atendiendo a las propias exigencias teóricas del socialismo, que ninguna concepción o partido que la representa se considere protagonista exclusivo y excluyente de su teoría y práctica, pues el socialismo admite diversas tendencias compatibles entre sí. 6. UISA considera como un hecho mundial de la máxima importancia la voluntad de los seres humanos de afirmar su libertad y organizarse políticamente en la concreta comunidad cultural e histórica a la que se siente vinculados. En consecuencia, La UISA luchará por el desarrollo de esta idea y su práctica propugnando que dichas comunidades puedan definirse libremente al respecto. Las nacionalidades que integran España podrán organizar su convivencia a través de esta definición, luchando La UISA porque los distintos pueblos de España encuentren una vía hacia el socialismo, aspiración común de la humanidad. 7. UISA es un partido democrático, y, en este sentido, entiende la democracia en tres niveles: dentro de la misma estructura del partido, como vía para llegar a la sociedad sin clases y como principio que debe regir la sociedad socialista en el momento en que se llegue a ella. La democracia es una conquista histórica, que es asumida por el socialismo. La UISA estimulará y apoyará todas las organizaciones democráticas de base que enriquezcan la participación popular para dar soluciones a los problemas colectivos. Consecuentemente, con su carácter democrático, declara la igualdad absoluta de sus militantes para ocupar un puesto o desempeñar una función. 8. UISA considera que la sociedad socialista es inseparable de la abolición de la propiedad privada de los medios de producción. Un socialismo autogestionario, meta que se propugna, implica un proceso de socialización de la economía en los diversos niveles del Estado, a partir del cual desarrollar una autogestión de los trabajadores, coordinada a través de una planificación flexible y democrática. Sólo la comunidad sectorial y globalmente autogestionada realizará plenamente el socialismo. 9. La concreción del punto anterior exige precisar que UISA estima que la socialización debe abarcar los medios de producción en los distintos sectores de la economía: agrario, industrial y de servicios. Para llegar a este punto, UISA considera necesaria una estrategia que empiece por la nacionalización de los sectores considerados como monopolísticos. 10. UISA, de acuerdo con su tradición histórica del socialismo y con sus principios fundamentales, es un partido internacionalista que lucha por la unidad de los obreros sin sujeción de fronteras y por la liberación de los pueblos oprimidos o colonizados. 11. La UISA se declara antiimperialista, cualquiera que sea la forma que el imperialismo adopte. Defenderá la devolución al pueblo al que corresponda, de los territorios o fuentes de riqueza que por razones históricas, culturales o geopolíticas le pertenezcan y estén bajo el poder de otro Estado. Igualmente La UISA rechaza la existencia de poderes supranacionales( FMI, BM, OTAN, etc ) que constituyen un imperialismo económico que se traduce en la práctica de subordinaciones injustas de unas comunidades a otras. Una sociedad socialista a escala internacional debe asegurar la independencia política y económica de los pueblos, por esa sociedad trabajamos y por ello apoyaremos a nivel internacional a todas las organizaciones hermanas que luchan en el mundo por la superación del capitalismo y el triunfo del socialismo. 12. UISA defiende la unidad europea no como una sociedad mercantilista, sino como la unión real de los pueblos de Europa desde un punto de vista socialista y democrático en el cual se dé prioridad a lo humano por encima de los negocios capitalistas. 13. UISA entiende que toda autoridad política emana del pueblo y debe renovarse periódicamente. En cuanto a la forma de gobierno, La UISA se declara republicano, apostando por la creación de una República Federal y Democrática de España. 14. UISA sostiene la necesidad de una separación rigurosa entre Estado e Iglesia apostado por la libertad de credo de los ciudadanos y su igualdad ante la ley. UISA eliminara los acuerdos en materia económica con la Santa Sede, La UISA es un partido aconfesional, que respeta las opciones personales de sus miembros en materia religiosa. 15. UISA expresa su convencimiento de que la consecución de la sociedad socialista supone una revolución moral, individual y colectiva que se expresará en el terreno cultural. Una cultura socialista, es la plena igualdad entre hombres y mujeres rompiendo con los principios de anacronismo patriarcal, es luchar porque la acumulación sin medida del capital no sea un factor determinante en la vida de una persona, apostamos pues, por una educación basada en la cooperación y la ayuda mutua entre los seres humanos y no considerada como arma de promoción personal competitiva. El principio de la educación permanente, sin límite de edad, es una consecuencia lógica de estos objetivos. 16. UISA, consecuente con su carácter democrático, considera como principio fundamental de la práctica política no excluir ninguna organización o partido que defiendan postulados que contribuyan al establecimiento del socialismo y la democracia. Cualquier pacto que se pueda realizar será siempre en función del programa político. 17. La UISA asume el principio de autodeterminación para los pueblos de España, que de manera libre y democrática así lo deseen, este respeto al derecho de autodeterminación no quiere decir que no tengamos un proyecto de organización política del Estado, nosotros no trabajamos por la independencia de tal o cual comunidad, sino por su armónica integración en un marco de libertad e igualdad en una República Federal y Democrática. Aunque llegando el caso de una futura independencia de tal o cual territorio UISA respetaría la voluntad popular y democrática de la población. 18. UISA defiende el ejercicio de las plenas libertades individuales de todos los ciudadanos, libertad política, sindical, asociativa, sexual o religiosa, y lucha contra la discriminación sea cual sea su forma. 19. UISA declara la necesidad de que se administre la Justicia mediante órganos independientes y autónomos. 20. UISA se pronuncia por la total transformación del régimen penitenciario español en el sentido de humanizarlo todo lo posible y que, en él, presida la idea de rehabilitación social de los reclusos. 21. UISA reivindica la absoluta igualdad de derechos entre la mujer y el hombre, condena la violencia machista y lucha contra cualquier discriminación por motivos de orientación sexual. 22. UISA defiende la completa libertad de expresión a través de todos los medios de comunicación, apostando por unos medios públicos de calidad e independientes, y luchando contra la manipulación informativa de algunos medios de comunicación privados controlados por poderes económicos contrarios a las reformas socialistas. 23 UISA defiende el derecho de todo ciudadano a una enseñanza pública, laica y gratuita obligatoria. Favoreciendo el desarrollo de la investigación científica y tecnológica, entendiendo ciencia y tecnología desde una óptica humanista y no mercantilista 24. UISA defenderá la instauración de una planificación económica democrática que defina un modelo económico tendente a conseguir el socialismo. UISA potenciara el cooperativismo como formula de autogestión de los trabajadores, las PyMEs como formula de participación empresarial y a los trabajadores autónomos. 25. UISA considera la sanidad como un derecho social al cual no podemos renunciar, trabajando por que este sea de calidad y competente para satisfacer las necesidades sanitarias de la población, un elemento en la política impulsada por La UISA es la ampliación de los servicios públicos, considerando al igual que la enseñanza, la sanidad como un eje vertebrador de toda política social. 26. UISA estima que la socialización de la financiación es el instrumento idóneo para llegar a una socialización de los medios de producción. En tanto no se pueda alcanzar este fin, apoyará la progresiva intervención estatal en la Banca y demás instituciones financieras privadas. 27. UISA propugna la socialización del suelo urbano, como medida indispensable para una auténtica política urbanística que acabe con la especulación de la tierra, en este sentido apostamos por el alquiler social y por la rehabilitación de los núcleos urbanos envejecidos, favoreciendo la integración del ser humano con el medio ambiente y en su entorno. 28. UISA considera la degradación del medio ambiente es una consecuencia de una desordenada política socio-económica, donde el interés económico privado prevalece sobre el de la colectividad. 29. UISA considera que la socialización agraria es la manera de organizarse en el campo, respetando eso sí la pequeña propiedad privada de la tierra, fomentando el trabajo cooperativo y apostando por una agricultura ecológica. Dentro de la política económica socialista que defendemos damos especial importancia a las medidas sociales tendentes a acortar las diferencias entre campo y la ciudad apostando por la prestación de servicios en mancomunidades de municipios . 30. Para lograr sus fines UISA forma parte del proyecto socialista común dentro del Estado Español con el partido Iniciativa Socialista de Izquierdas ( ISI-ES) manteniendo sus peculiaridades y sus diferencias estratégicas dentro del territorio aragonés. No te quedes atrás únete a nosotros: búscanos en facebook

sábado, 31 de mayo de 2014

Manifiesto por la democracia. "Somos personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para vivir y dar un futuro mejor a los suyos y a los que nos rodean. Nos consideramos socialistas, gente de la ciudad y de los pueblos, gente honradas. Unos creyentes, otros no. Tenemos una ideologías bien definidas, y defendemos el progreso y el bienestar social por encima de todo… Por todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros… Por la indefensión del ciudadano de a pie, por ello decidimos emprender este proyecto que devuelva al ciudadano la ilusión por la Democracia. Esta situación que nos hace daño a todos diariamente. Pero si todos nos unimos, podemos cambiarla. Es hora de ponerse en movimiento, hora de construir entre todos una sociedad mejor. Por ello sostenemos firmemente lo siguiente: • Las prioridades de toda sociedad avanzada han de ser la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar y la felicidad de las personas. • Existen unos derechos básicos que deberían estar cubiertos en estas sociedades: derecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al libre desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz. • El actual funcionamiento de nuestro sistema económico y gubernamental no atiende a estas prioridades y es un obstáculo para el progreso de la humanidad. • La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PP y PSOE. • El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos. El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso. • La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices. • Los ciudadanos formamos parte del engranaje de una máquina destinada a enriquecer a una minoría que no sabe ni de nuestras necesidades. Somos anónimos, pero sin nosotros nada de esto existiría, pues nosotros movemos el mundo. • Si como sociedad aprendemos a no fiar nuestro futuro a una abstracta rentabilidad económica que nunca redunda en beneficio de la mayoría, podremos eliminar los abusos y carencias que todos sufrimos. • Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado. No soy sólo lo que compro, por qué lo compro y a quién se lo compro. Por todo lo anterior, estoy indignado con este modelo actuar. Creo que puedo cambiarlo. Creo que puedo ayudar. Sé que unidos podemos. Sal con nosotros. Es tu derecho." Ocupa tu puesto, participa si crees que esta sociedad tiene que cambiar, ponte en contacto con nosotros.